Ese niño vomita verdades, si, lo puedes tomar por valiente al decirle a los hombres sin reparo lo que cree cierto, pero aun le falta aprender la táctica, la destrucción a través de palabras precisas, desafiando criterioso y con cautela usando solo la razón.
Background Illustrations provided by: http://edison.rutgers.edu/